Registrarse
Ingresar

La telemedicina llegó para quedarse

Telemedicina
2020-11-10 13:16:03
6 min

La telemedicina, como el teletrabajo, era hasta antes de la pandemia una de esas modalidades que las tecnologías de la información nos ofrecían para facilitar los procesos, pero por una u otra razón no se había implementado.

Debido a la situación actual, muchas consultas se realizan a distancia y algunas han demostrado ser incluso más efectivas que sus anteriores versiones presenciales. Hoy podemos decir, con toda seguridad, que después de la crisis la tele consulta será una rutina común en la vida de todos los pacientes.

¿Por qué había tardado tanto?

La telemedicina ya era una modalidad que se utilizaba en diferentes centros de salud, en especial para atender a pacientes que, por distancia geográfica, no podían acercarse a un médico. Sin embargo, desde que comenzaron los confinamientos se ha convertido en una herramienta esencial y se ha implementado incluso en las ciudades.

Una de las preguntas que surge al pensar en la implementación de este no tan nuevo modelo es ¿por qué no se había implementado antes? Muchos profesionales están de acuerdo en que una de las cosas más importantes en una consulta es el interrogatorio. Con la información que da el paciente y el registro que hay en su historia clínica se suelen conseguir, en muchos casos, respuestas y tratamientos apropiados para cada paciente. Cierta resistencia al cambio natural en todas las personas y la falta de liderazgo de entes gubernamentales y otros actores podrían ser dos de las razones por las cuales la telemedicina no se había implementado hasta convertirse, como ahora, en una absoluta necesidad.

Cuando llegó la pandemia se empezó a pensar en cómo descongestionar las áreas de urgencias, las camillas y en general los hospitales, pero la telemedicina no fue impulsada únicamente por los médicos. Las personas en sus casas no se sentían seguras de ir a un hospital por miedo al contagio y en muchos países, los primeros días del confinamiento fueron días de cancelación masiva de citas médicas programadas. La ventaja de que la telemedicina ya existiera y se aplicara con anterioridad fue primordial para mantener la tranquilidad de los pacientes y acelerar la implementación de un proceso que se había convertido en necesario de la noche a la mañana.

Ahora mismo se piensa que en el futuro el triage podría optimizarse mucho más contando con robots que tienen respuestas automatizadas a preguntas comunes. Suena un poco antipático, pero podría descongestionar en gran medida el flujo de trabajo de los doctores.

Ventajas inesperadas de la telemedicina

Desde la implementación masiva de la telemedicina en todo el mundo, muchos doctores y pacientes comienzan a notar ciertas ventajas en las que tal vez no habían pensado tanto. Por ejemplo, los pacientes en general dicen sentir menos estrés al recibir sus consultas en la sala de su casa o en la comodidad de su cuarto, evitando el desplazamiento y la espera en sala.

Una de las áreas que ha descubierto mayores beneficios con la telemedicina es la de la salud mental. Por un lado, los pacientes pueden estar más tranquilos en la consulta y por otro lado, los médicos pueden observar y tener información sobre el entorno de la persona y las posibles mejoras que podría hacer para ayudar en su tratamiento. El seguimiento médico de operaciones también se ha visto enormemente facilitado por la implementación de tele consultas.

Todo esto sin mencionar que la telemedicina le ha dado agilidad a procedimientos médicos. Por ejemplo, pueden tomar fotos del lugar que el paciente les muestra en la cámara de su celular o computador y agregar la imagen inmediatamente a la historia clínica y los pacientes no necesitan separar días enteros en sus calendarios para una consulta que puede tardar unos minutos.

Algunas recomendaciones médicos y pacientes

A los médicos se les recomienda tener el computador a la altura del cuello, además de poner la cámara a una distancia apropiada para que se puedan ver sus manos y así ayudar en las consultas con diferentes gestos y explicaciones. No está de más decir que siempre es recomendable la comodidad, ya que una jornada de teleconsultas en una mala posición o con una mala silla puede hacer sentir que la telemedicina es más exhaustiva que la presencialidad.
A los pacientes se les recomienda buscar un lugar con buena luz, conexión estable y audífonos, para escuchar con claridad lo que dice el médico. A ciertos pacientes les resulta más cómodo, por ejemplo, tener la consulta en el carro, ya que muchas veces el ruido que puede haber en su casa no los deja concentrar o se van a tratar temas privados como en una consulta de salud mental.

Una solución en continua evolución

Es evidente que la telemedicina no puede reemplazar todos los tratamientos y que no se puede pensar en eliminar los chequeos periódicos presenciales. Muchas enfermedades solo pueden ser detectadas con la mirada atenta y el tacto de un profesional. Sin embargo, esta crisis nos está enseñando que muchas de las actividades que hacíamos las podemos llevar a cabo igual de bien o mejor sin tener que desplazarnos a diferentes lugares. Y aunque todavía falta encontrar soluciones a problemas como la sobrecarga de mensajes de texto que puede llegar a recibir un médico al dar su número para consultas, ya podemos pensar en un futuro en el que muchas de las gestiones que requerían antes que el paciente se desplazará, se pueden hacer perfectamente a distancia, con toda seguridad.

NetMediK pone a su disposición todo lo que necesita para seguir mejorando la experiencia de telemedicina junto a sus pacientes.

¡Descubra más!

Adquiere nuestro Plan Premium y ten acceso a: Soporte telefónico (devolución de llamada) de lunes a viernes de 8 am a 6 pm y sábados de 9 am a 12 pm; recordatorio de citas vía SMS y WhatsAPP; facturación electrónica, de acuerdo a la regulación de la DIAN en Colombia; página web personalizada.

¡Empieza ahora con NetMediK!